Cambia lo que dices y cambiará tu Vida. El poder de las palabras (Parte 2)

Una manera de mantenernos desapegados de los pensamientos negativos , anécdotas e historias que escuchamos de otros y que no suman a nuestra manera de encarar la vida cuando estamos en una etapa de reconstrucción de nuestro pensamiento y nuestras emociones , es dejar pasar sin involucrarnos …siendo simples observadores y no protagonistas de la película de los demás .

Cuando estés con otras personas, presta atención a lo que dicen y a cómo lo dicen. Trata de relacionar lo que dicen con lo que están experimentando en su vida. Trata de aportar positivamente con tu presencia , con tu aprecio por la vida , mas no interfieras , déjalos ser …….escúchalos …es sanador para ellos y para tí…una experiencia más .

Muchísima gente vive a base de los “debería”. Cuando escucho esa palabra, es como si sonara una alarma en mi oído. Hay personas a las que se la he escuchado decir, muchas veces , repetidamente , de manera verbal y escrita también .

Estas mismas personas no se explican por qué su vida es tan rígida ni por qué no logran cambiar su situación. Desean controlar cosas que no pueden controlar. Entonces, o bien se culpan a sí mismas o culpan a otra persona. Y después se preguntan por qué no llevan una vida de libertad.

También podemos eliminar la expresión “tengo que” de nuestro vocabulario y de nuestro pensamiento , ya que supone una carga para nosotros , más que una misión y compromiso para cumplir .

Cuando lo hagamos, liberaremos todas las presiones que nos autoimponemos. Además como dijimos antes , nos creamos enormes presiones cuando decimos: “Tengo que ir a trabajar. Tengo que hacer esto. Tengo que… Tengo que…”. En su lugar comencemos a decir: “Elijo…”. “Elijo ir al trabajo porque me da dinero para pagar el alquiler”. “Elijo” nos da una perspectiva totalmente diferente a nuestra vida.

Todo lo que hagamos , que sea por elección, aunque no lo parezca , es cultivar una actitud positiva ante la vida y ante nuestra propia persona . Cuando nos exigen , en la mayoría de los casos , no obtienen lo máximo de nosotros , pues todos tenemos una cierta resistencia interna que lo impide. Sé que muchas personas necesitan ser exigidas por otros , para salir de su zona de comodidad , pero es diferente cuando a esas mismas personas se le dan los recursos necesarios para que puedan aprender a  expresarse libremente , con fluidez , para sentirse valoradas y recuperar su estima y autoaceptación .

Recuerda este principio , de tanto tensar las cuerdas se rompen ….lo mismo sucede con las personas…exigir con moderación el resto es pura expresión…..

Muchas personas usamos también la palabra “pero”. Hacemos una afirmación y luego añadimos “pero”, lo cual nos orienta en dos direcciones diferentes. Nos enviamos mensajes contradictorios. La próxima vez que hables presta atención al uso que haces de la palabra “pero”.

Otra expresión a la que tenemos que prestar atención es “no olvides”. Estamos habituados a decir: “No olvides esto o aquello”. Y, ¿qué sucede? Que lo olvidamos. Lo que de verdad necesitamos es recordar, no olvidar, de modo que podemos comenzar a emplear la expresión “por favor, recuerda” en lugar de “no olvides” que está relacionado con la exigencia y el mandato .

Cuando te despiertas por la mañana, ¿maldices el hecho de tener que ir a trabajar? ¿Te quejas del tiempo? ¿Te quejas de que te duele la cabeza o la espalda? ¿Qué es lo que piensas o dices en segundo y tercer lugar? ¿Les chillas a tus hijos para que se levanten?. La mayoría de las personas dicen más o menos las mismas cosas cada mañana. ¿Cómo hace que empiece tu día lo que dices? ¿Es un comienzo positivo, alegre y maravilloso? ¿O es malhumorado y crítico? Si te lamentas, gruñes y maldices, esas son las bases que sentarás para ese día.

Cuáles son tus últimos pensamientos antes de dormirte? ¿Son potentes pensamientos curativos, o son de inquietud por tu pobreza?. Los pensamientos de pobreza no sólo se refieren a la escasez de dinero; son formas negativas de ver cualquier aspecto de tu vida, cualquier cosa que no fluye libremente en tu vida. ¿Te preocupa el mañana?.

Recuerda que tus sueños ayudarán a resolver cualquier cosa que suceda en tu vida.

Yo soy la única persona que puede pensar en mi mente, así como tú eres la única persona que puede pensar en la tuya. Nadie nos puede obligar a pensar de forma diferente. Nosotros escogemos nuestros pensamientos, que constituyen la base de nuestro “diálogo interno”.

Cuando por vez primera comencé a confiar en la vida y a considerarla como un lugar acogedor, me sentí más libre. Mi humor se hizo más auténticamente divertido. Trabajé para liberar toda crítica y todo juicio de mí mismo y de los demás. Dejé de contar historias pesimistas , de recordar el pasado para justificar el presente.

Somos tan rápidos para difundir las malas noticias. Finalmente descubrí que había otras formas de conversar, aunque éste no fue un hábito fácil de romper.

Espero que esta segunda parte del artículo te haya sido útil para comenzar a transformar tus pensamientos y tus palabras …te invito a que sigas leyendo otros artículos relacionados o que repases las veces que sea necesario este artículo completo ….y recuerda que

Cualquier duda que tengas o necesidad de ayuda puedes enviar tu consulta a través de los medios que están en el Blog .

Te Deseo Éxitos Multiplicados !

Omar Giménez Palma

Impactos: 4

Cambia lo que dices y cambiará tu Vida. El poder de las palabras (Parte 1)

La palabra hablada tiene un poder enorme, y muchos de nosotros no nos damos realmente cuenta de su importancia. Consideremos las palabras como las bases de lo que creamos continuamente en nuestra vida . Todo el tiempo estamos utilizando palabras; todo el tiempo nos comunicamos y sin embargo , no siempre “decimos”, porque en realidad no pensamos lo que decimos ni cómo lo decimos.

Prestamos muy poca atención a la elección de nuestras palabras. Muchas veces el hablar se constituye en ejercicio , en una gimnasia donde solo se dicen cosas , se mencionan situaciones , se describen hechos , que al final son mera información . De hecho, la mayoría de las personas suele hablar en términos negativos , de manera conciente o inconciente .

En la escuela no se enseñaba que la elección de palabras tuviera algo que ver con lo que ibamos a experimentar en la vida.

Que yo recuerde , no se enseñaba que los pensamientos eran creativos, ni que podían literalmente conformar la vida de una persona y determinar su futuro;  ni que lo que dábamos en forma de palabras volvería a nosotros en forma de experiencias.

Tampoco nos enseñaban que si escribíamos una palabra sentida , en un momento determinado de nuestra vida , ella sería la mejor manera de permitir la expresión de nuestro corazón y no solo de nuestra cabeza .

Lo que generalmente siempre escuchamos fue : Si te hacen algo no te quedes con los brazos cruzados , lo que damos se nos devuelve ponte a la defensiva por si acaso , ojo por ojo diente por diente , y así podríamos mencionar innumerables palabras destructivas para nuestra salud emocional .

Aunque algunas expresiones fueran ciertas , con el aprendizaje y las experiencias vividas nos dimos cuenta (al menos yo) que reflejaban el imaginario popular , el pensamiento común que tal vez no reconoce las virtudes del amor o que cree en la devolución equivalente a lo que recibes.

Respecto a esto último , he comprobado que no es la mejor fórmula para aplicar , porque considero que primero debemos dar incondicionalmente y en lo posible mucho más de lo que creemos que vamos a recibir . Lo mismo sucede con las palabras , es más saludable dar un mensaje positivo y de contenido enriquecedor a otras personas , antes que esperar a que lo hagan primero por nosotros .

Observa , sin ir muy lejos a los niños en las escuelas (??) , o en la calle , como se  insultan y se dicen cosas muy crueles e hirientes , aunque sea por diversión ..también ocurre con adolescentes y con los adultos ….creo que pocos escapan a las redes de la comunicación vulgar y negativa .

y acaso te has preguntado  ¿Por qué ocurre eso? ¿Dónde hemos aprendido ese comportamiento?  Es cuestión de repasar lo que se nos enseñó…….y lo que hemos escuchado de niños…..Muchos padres repetían y repiten a sus hijos que son  bobos, perezosos e inútiles , y todo este vocabulario ha dejado y sigue dejando huellas y heridas en lo más profundo de cada niño ….y con el paso del tiempo sigue repercutiendo en el adolescente….y en el adulto .

Retrocediendo un poco en el tiempo . escuchábamos como nos decían , Come todo , vete a ordenar tu cuarto ,  ve a hacer tu cama , limpia eso o aquello , haz las tareas sino no habrá televisor , sino traes buenas notas no sales a jugar , etc… . y así fuimos creyendo e interpretando que sino hacíamos lo que nos decían nos iban a dejar de amar ..y pasó el tiempo , ,y nuestras creencias se fueron arraigando , y lo que hoy estamos consiguiendo es resultado de ello.

Estos primeros mensajes transformados en creencias , contribuyen a configurar lo que se llama diálogo interno, es decir, la forma en que nos hablamos a nosotros mismos. El diálogo interno es muy importante, porque constituye la base de nuestras palabras habladas, crea el ambiente mental según el cual vamos a actuar y determina la clase de experiencias que atraeremos. Si nos despreciamos o subvaloramos, la vida va a significar muy poco para nosotros. En cambio, si nos amamos y valoramos, entonces la vida puede ser un don precioso, un maravilloso regalo.

Si somos desdichados o nos sentimos frustrados o insatisfechos, es muy fácil echar la culpa a nuestros padres o a los demás. Sin embargo, cuando lo hacemos, nos quedamos atascados en esa situación, en nuestros problemas o frustraciones. Las palabras de culpa no nos proporcionan libertad. Recuérdalo, hay poder en nuestras palabras. Nuestro poder proviene de hacernos responsables de nuestra vida.

Esta cuestión de hacernos responsables , suena un poco intimidante, pero es que en realidad lo somos, tanto si lo aceptamos como si no. Y para ser verdaderamente responsables de nuestra vida, tenemos que hacernos responsables de lo que decimos también . Las palabras y frases que decimos son una prolongación de nuestros pensamientos. Y nuestros pensamientos determinan lo que somos en la realidad .

Empieza a prestar atención a lo que dices. Si pronuncias palabras negativas o limitadoras, cámbialas de raíz , y si te parece mucho , hazlo poco a poco , pero hazlo …el tiempo y las relaciones que tengas te lo agradecerán.

Si aún no lo has hecho , te recomiendo leer “Las trampas mentales que impiden nuestro desarrollo personal” , que es otro interesante artículo relacionado con este tema .

Espero que esta primera parte te haya sido útil para comenzar a transformar tus pensamientos y tus palabras …te invito a que sigas leyendo las segunda parte….y recuerda que cualquier duda que tengas o necesidad de ayuda puedes enviar tu consulta a través de los medios que están en el Blog .

Te Deseo Éxitos Multiplicados !

Omar Giménez Palma

Impactos: 2